5 ideas para celebrar San Valentín este año tan raro.

5 ideas para celebrar San Valentín este año tan raro.

5 ideas para celebrar San Valentín este año tan raro.

Tanto si siempre has sido fan de esta celebración o si como yo, has tenido una epifanía y has decidido que este año también celebras San Valentín, hoy te propongo un plan perfecto para el próximo 14 de febrero.

Así que a celebrar el amor se ha dicho.

Un buen desayuno:

Este año San Valentín cae en domingo, así que no me parece una mala idea empezar el día con un buen desayuno en la cama o en un rinconcito de casa donde entre bien el sol. Si no tienes ideas, te recomiendo los desayunos de Soul in the kitchen, que además de ser sencillos y originales, suele recomendar música genial con la que acompañar cada receta.

Os dejo las dos ideas de desayuno que a mí más me han llamado la atención, una salada y otra dulce:

Rollitos de canela: 

  1. Mezclar en un bol 120g de yogur natural, 30g de leche y 50g de aceite de oliva y calentar 20 sec en el micro. En otro recipiente mezclar 1 huevo, 14g de levadura fresca de panadero (o unos 6g de levadura seca de panadero) y 50g de azúcar moreno o miel. Añadir a la primera mezcla. ⁠
  2. Incorporar 400g de harina de trigo, 1 cucharadita de sal y 1/4 de cucharadita de bicarbonato. Mezclar con una cuchara. Cuando no se pueda mezclar más, pasar a la mesa y amasar hasta que la masa no se pegue y quede lisa. Plegar cuatro veces y colocar en un bol untado con aceite y tapado con papel film. ⁠
  3. Dejar fermentar hasta que doble su tamaño a temperatura ambiente (unas 3 horas aprox). ⁠
  4. Colocar la masa en una mesa y extender con un rodillo hasta formar un rectángulo de 4mm de grosor.
  5. Mezclar 75g de mantequilla a temperatura ambiente, 4 cucharadas de azúcar moreno, 1 cucharada de canela, 1 cucharadita de cardamomo en polvo, un poco de jengibre y pimienta molida. Extender la mezcla sobre la masa, enrollar, pegar los bordes pizcando con los dedos y cortar rodajas con un cuchillo afilado de tres dedos de grosor. ⁠
  6. Colocar 6-8 rodajas en un molde redondo, separadas unas de las otras unos 2-3 dedos. El resto de rodajas pueden congelarse o ponerse en otro molde. Dejar a temperatura ambiente entre 1,5h y 3h, hasta que doblen su tamaño (depende de la temperatura ambiente, cuánto más calor, más rápido crecen).
  7. Precalentar el horno a 200ºC. Cuando esté a esa temperatura, meter el molde y hornear 20 min. ⁠
  8. El glaseado es opcional: mezclar dos cucharadas de queso crema tipo Philadelphia, 3 cucharadas de leche y 3 cucharadas de azúcar glas. Echar por encima cuando aún estén calientes los bollos. ⁠

Tostadas con tomate, aguacate y huevos revueltos. 

Estas tostadas no tienen ningún misterio. Simplemente elije el pan que más te guste, corta el tomate a daditos, el aguacate a rodajas y haz unos huevos revueltos. ¡Móntalo todo en la tostada y a disfrutar! Aunque si quieres descubrir cuál es el secreto de unos huevos revueltos suaves y súper cremosos, te dejo el tutorial de Soul in the Kitchen aquí

 

Un paseo:

¿Hace cuanto que no das un paseo por tu ciudad por el simple hecho de pasear? Salid a dar una vuelta, disfrutar del aire libre, el solecito en la cara. Haced un recorrido nuevo, perderos, descubrid nuevos rincones de vuestra ciudad y disfrutad del paseo con calma, sin horarios, sin prisas ni expectativas.

 

Una película:

Los domingos, y más los domingos de celebrar algo son días para tomártelos con mucha calma y por qué no, en vez de ver una película,  verse una trilogía y no se me ocurre una mejor que la trilogía “Antes del” de Richard Linklater: Antes del amanecer (1995), Antes del atardecer (2004) y Antes del anochecer (2013).

En la primera película conocemos a Céline (Julie Delpy), una estudiante francesa, y Jesse (Ethan Hawke), un joven estadounidense que viaja por Europa. Los dos protagonistas se conocen en un tren con destino a París y conectan  casi de inmediato de un modo que pocas veces pasan en la vida. Cuando llegan a Viena, Jesse debe bajarse del tren porque al día siguiente regresa a EEUU, pero logra convencer a Céline para que se baje con él en Viena y retrase un día su llegada a París. En el curso de esa noche los dos protagonistas llegan a conocerse a fondo, paseando por la ciudad, hablando de todo, discuten sobre la vida y la muerte, el amor y el sexo.

Probablemente tras esta sinopsis estés pensando que vaya rollo, otra película idealizando el amor romántico y para colmo no es una sino que son tres. En este caso no es así. Esta película va más allá del amor romántico. A pesar de tener una sinopsis sencilla y aparentemente carente de interés, lo maravilloso de Antes del amanecer está en los diálogos y en cómo se desarrolla la trama, su naturalidad y su sencillez. Son dos personas que se conocen y conectan pero no de una forma maravillosa y perfecta, sino tierna y por momentos incómoda. Puedes ver y sentir esa duda por parte de los protagonistas antes de decir o hacer algo por si resulta violento o incomodo y a la vez su interés por querer saber más el uno del otro y las ganas de dejarse conocer.

De las otras dos películas de la trilogía no voy a hablar, porque no quiero hacer spoilers, pero tratan sobre la evolución de estos dos personajes, de cómo sus personalidades se transforman con el paso del tiempo, la edad adulta y la llegada de responsabilidades.

 

Una receta:

Estoy segura de que si ya me has hecho caso y has pasado por el perfil de Soul in the Kitchen habrás visto que Claudia no sólo sube desayunos, sino que tiene un montón de recetas increíbles, así que entre peli y peli, ¡abrid una botella de vino y poneros a cocinar!

Os dejo esta receta que yo seguro que hago ese día porque no puede tener mejor pinta.

Pasta con salsa de calabaza y queso azul: 

Ingredientes para 4 personas: 500g de calabaza naranja, 100g de queso azul, sal, pimienta y 500 g de pasta cocida.

  1. Cortar en dado la calabaza, añadirle sal, pimienta y aceite y asar al horno 20 minutos a 200ºC.
  2. Añadir un vaso y medio de leche, 100gr de queso azul y sal y triturar.
  3. Mezclar con la pasta cocida al dente. Corregir de sal y ¡disfrutar!

Un Takeaway

¿Qué es domingo y los domingos no se cocina?  No pasa nada, en ese caso te recomiendo echarle un ojillo a la página de Olocomesolodejas. Allí encontrarás restaurantes de varias ciudades de España y en los tiempos que corren, seguro que tienen opción de TakeAway. En Instagram hay un montón de ciudades con página de Olocomesolodejas, metete en el buscador y seguro que aparece el de tu ciudad.  En mi caso, tengo la página de Olocomesolodejaszgz que tienen unas fotos preciosas y siempre consiguen que te den ganas de probar los restaurantes que enseñan. Si no encuentras la página de tu ciudad, siempre puedes pedir a tu restaurante favorito, que todos tenemos uno.

 

 

Y hasta aquí las ideas para celebrar San Valentín. Cómo veis, no hace falta mucho para celebrar el amor y el estar enamorade, sólo hacen falta ganas de pasar tiempo juntos, y de compartir las ganas de hacer especial lo cotidiano. Compra flores (a todo el mundo le gustan las flores), pon unas velas (crean una atmósfera especial) y/o hazle un regalito (cualquier excusa es buena para sacarle una sonrisa a quien queremos).

¡Venga, a preparar el gran día!