Pendientes Mathilda

€25,00
Impuesto incluido. Los gastos de envío se calculan en la pantalla de pagos.

Diseño especial y lleno de personalidad y fuerza.

Este diseño está inspirado en un personaje femenino llamado Mathilda.

Mathilda, acumula pocas primaveras, pero ya sabe lo que es tener que sacar fuerzas de donde no las hay para seguir adelante. Nunca se lo pusieron fácil, pero se las apañó para reinventarse a sí misma. Decidió quien quería ser rompiendo toda clase de convencionalismo sociales escritos.

Y es que en la vida a veces no lo puedes planear todo, a veces las cosas ocurren y ya está, pero para esos días raros están los pendientes Mathilda. Para subirte el ánimo y hacerte sentir que puedes con todo.

Lo que más nos gusta

Nos encanta la fuerza que tienen estos pendientes. Su diseño es muy especial y es cierto que no dejarán a nadie indiferente. No son aptos para mujeres a las que les de miedo que se fijen en ellas, porque con estos pendientes seguro que lo hacen.

 

Información:

  • Medidas: 5 cm x 2,5 cm.
  • Diseñados y fabricados en España.
  • Pendientes súper ligeros
  • Creados con impresoras 3D.
  • Fabricados en PLA un material respetuoso con el medio ambiente, que se fabrica de remolacha, caña de azúcar, o maíz.
  • Montados en plata de Ley 925 o acero quirúrgico, tú eliges.  

 

 

Realizamos los envíos por Correos Express Certificado para asegurarnos de que tu pedido llega bien a su destino en 24h-72h desde la fecha de envío.*

Gastos de envío 4,9€ (para península) - Gratis por pedidos superiores a 45€ o con la opción de recogida en nuestra tienda física en Zaragoza (C/ Santa Isabel, 14).

 

*Los productos se fabrican bajo pedido, por ello pueden tardar de 1 a 3 días laborables en ser fabricados y enviados.

 

______________


¿Te ha gustado el diseño pero te gustaría en algún otro color o en otro tamaño?
Para cualquier cosa que se te ocurra o si tienes alguna pregunta no dudes en ponerte en contacto conmigo en somosvertices@gmail.com.

Impresión 3D

Todas las piezas impresas en 3D de Somos Vértices están creadas en un material llamado PLA que es de origen vegetal. A diferencia del resto de plásticos, este no proviene del petróleo, sino que se fabrica a partir de la fermentación de subproductos agrícolas tales como la caña de azúcar, el maíz o la remolacha.

¿Todo esto qué quiere decir?

El PLA se fabrica extrayendo los azucares del almidón de la remolacha, el trigo, el maíz o la caña de azúcar, para luego ser fermentado con ácido láctico.

Otra de las características que nos encanta del PLA es que, al ser fabricado a partir de plantas, el dióxido de carbono que se emite para producirlo se compensa con el dióxido de carbono que las mismas plantas que han sido utilizadas para su fabricación han absorbido al ser cultivadas, por ello el impacto medioambiental de su fabricación es prácticamente nulo.

Joyería

Todas las piezas de joyería 3D de Somos Vértices están engarzadas a mano una a una.

Ofrecemos la posibilidad de engarzar y terminar las piezas en dos materiales diferentes:

  • Acero quirúrgico
  • Plata de Ley 925

¿Por qué ofrecemos las dos opciones?

Porque entendemos que hay personas que pueden tener alergia a uno de esos dos materiales por lo que para que nadie se quede sin sus Somos Vértices hemos decidido empezar a ofrecer las dos opciones.

Aunque los dos materiales tienen ventajas, hemos encontrado en el acero quirúrgico una par de bondades que nos encantan y que queremos compartir con vosotras:

  • Fácil mantenimiento. El acero es un material que no se estropea fácilmente y no necesita ningún cuidado especial para estar siempre como nuevo, brillante y limpio.
  • Resistente: Aparte de que el acero es un material muy resiste, en el caso del acero con acabado dorado hemos comprobado que el color no se pierde con el uso. No importa si echas colonia encima del collar, la pulsera o los pendientes de aro o si has usado cremas antes de ponértelos, puedes ducharte con la joyería de acero o incluso darte un baño en la piscina… Aguanta lo que le eches como nueva para que tú sólo tengas que preocuparte por vivir.